Improvisacion de una camilla con una manta y dos largueros

Martes, 14 Octubre   

Es posible improvisar una camilla con dos largueros resistentes de una longitud suficiente (que den cabida a una persona tumbada), colocando entre ambos una manta de manera que sirva como soporte de la camilla; para ello hay que proceder de la siguiente manera:

* Colocar una manta amplia extendida sobre el suelo.
* Situar un larguero de forma que la manta quede dividida en dos partes, teniendo una de ellas aproximadamente el doble que la otra.
* Doblar la manta por su parte mas pequeña, de manera que cubra el larguero y quede bien extendida sobre la otra parte.
* Colocar el segundo larguero sobre la porción de manta que hemos doblado de manera que la parte de manta sobrante pueda volver a doblarse para cubrir este larguero.
* Cubrir el segundo larguero con la manta extendida sobrante que queda por fuera.