viernes, 13 diciembre 2019

Cuidar al Herido

E-mail

 

La mejor forma de cuidar una cortada, raspadura o herida por pinchazo, es con agua fría. Usted, puede mantener la herida bajo el chorro de agua o llenar una tina con agua fría y rociar agua sobre la herida ayudándose con un recipiente. Use jabón y un paño suave para limpiar la piel alrededor de la herida.

 

heridosTrate de mantener, el jabón fuera de la herida misma pues el jabón puede causar irritación. Use, pinzas que hayan sido limpiadas con alcohol isopropílico para remover cualquier mugre que quede en la herida después de lavar.


A pesar de que pueda parecer que usted deba usar una solución de limpieza más fuerte estas cosas pueden irritar las heridas. Consúltele, a su médico de familia si usted siente que debe usar algo distinto al agua. El sangrado, ayuda a limpiar las heridas. La mayoría de cortadas pequeñas o raspaduras, dejan de sangrar al poco tiempo. Las heridas en la cara, cabeza o boca algunas veces sangran mucho puesto que estas áreas son ricas en vasos sanguíneos.


Para parar el sangrado, aplique presión firme pero suave sobre la cortada con un paño limpio, papel tisú o un pedazo de gasa. Si la sangre empapa la gasa o el trapo que está sosteniendo sobre la herida, no lo quite. Simplemente ponga más gasa u otro trapo sobre lo que ya tiene en ese lugar y aplique más presión.


Si su herida es en un brazo o en una pierna, levantarla sobre el corazón le ayudará a disminuir el sangrado.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos